Oficio, música y amor hecho en una botica persa

Bienvenidos a la primera entrada de mi blog.

Espero que disfruten de cada una de mis aportaciones como yo al escribirlas. Compartir nos enriquece a todos y es por ello que este blog irá dedicado a mis grandes pasiones hechas profesión: la cultura, la música, la danza, la comunicación y el social media. Pasen, pónganse cómodos y acompáñenme en esta aventura de la que seréis parte indispensable.

tumblr_static_welcome

Mis primeras palabras van dedicadas a una experiencia que, en la búsqueda de contactos nuevos en la ciudad de Madrid, tuve la oportunidad de vivir. Lo que en un principio prometía ser una tediosa reunión me permitió conocer a un farmacéutico bastante interesante. Era una tarde fría de martes cualquiera de noviembre y me dirigía hacia el Círculo de Bellas Artes, donde a las 18:00 me reunía con Nader Tabasian. Poca o ninguna idea previa tenía de su trayectoria profesional, lo único que me llevó hasta allí es  el pequeño sello discográfico que con mucho esfuerzo gestiona. Una vez allí, sin entender bien de qué se trataba aquello y por qué me citaba en el emblemático Círculo, nos reconocimos, nos saludamos en la puerta y me invitó a subir a la azotea (para mí la primera vez así que encantado). Comenzamos a hablar sobre lo que hacíamos relacionado con la industria de la música sobre el techo de Madrid, con unas vistas impresionantes y un atardecer que prometía. Al notar un acento exótico le pregunté por su procedencia y me contestó con orgullo que iraní. Es en este punto donde mi curiosidad se revela y empecé a hacer preguntas. Me habló del floreciente y rico pero desconocido mundo de la música electrónica en Irán y la escena underground, mundo muy desconocido para mí y para la mayoría en Occidente. Este submundo cultural existente en aquel país de Oriente es considerado ilegal y por lo tanto perseguido por las autoridades, lo cual, no sólo dificulta sino que prohíbe y elimina cualquier forma de expresión artística no aprobada por el régimen. Como ejemplo, se puede echar un vistazo a esta noticia del 2012 (que no tiene desperdicio) sin que las cosas hayan cambiado demasiado.

Nader me dibujaba un mapa musical muy interesante y con denominación de origen persa, pero se centró más en la cultura electrónica, seguramente por mi trayectoria profesional de los últimos años, muy estrechamente relacionado con este segmento. Él, de profesión farmacéutico y enamorado de la cultura española, me expuso la terrible situación para todo tipo de música que no fuera partidaria de los preceptos del estado islámico, de manera que ciertos géneros y por supuesto bailar, son considerados satánicos. El largometraje del 2009 ¨No One Knows About Persian Cats¨  muestra perfectamente esta realidad de músicos que intentan hacer arte bajo el manto de la clandestinidad.

Me aventuro a decir que por huir de tal represión se afincó en este nuestro país cuya cultura ama profundamente, así que por amor en todos los sentidos, amor a España, amor a la música, amor a la libertad, se afincó en este confín con aires mediterráneos y lorquianos, con la romántica idea de promocionar la muy admirable y luchadora escena musical de su nación natal. Con esta idea, llena de ilusiones, fundó en la capital Oído Records el año pasado, un pequeño sello discográfico independiente, (objeto de mi atención como comenté más arriba), con el fin de dar cabida y difusión a corrientes alternativas de la música actual y por supuesto, a lo último de la botica persa, y digo botica porque Nader, al ser farmacéutico, nos regala las mejores recetas de su país, e incluso en la web propone una botica de música electrónica.

Todo el romanticismo que sus palabras reflejaban fue quebrado violentamente por la vuelta a una cruda realidad: la realidad de la situación de la cultura y la música en nuestro país. Las dificultades que ha encontrado han terminado por desanimarle en el progreso de su increíble proyecto e incluso lleva seis meses con todo el tema algo parado. De alguna forma, no renuncia a sus sueños según me comentó y seguramente renacerán con más fuerza tras las caídas.

Es por ello que comienzo hablando de esta corriente iraní que considero ha de ser difundida y conocida para así ayudarles a salir de su impuesto secretismo. Fue un verdadero placer cruzarme de casualidad con Nader, con su oficio, con su música y con su amor que comparto profundamente y me sirve como inspiración para comenzar mi blog. Como bien reza Bahman Ghobadi, el director de “No One Knows About Persian Cats”: La música puede cambiar tu vida.

Que tu fuerza me acompañe.

Anuncios

2 Comentarios

Deje su comentario después de la señal: BEEEP!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s